domingo, 23 de julio de 2017

OÍDO EN LA CHATA Ahora sobran los huevos



Víctor José López

Hará poco, un par de años a lo más cuando escribíamos las crónicas del reproche comenzábamos nuestro escrito con un invariable: 
- “En este país, donde no hay huevos….”
Claro, se había agudizado la escasez de alimentos, crecían las colas y no se encontraban ñemas en los abastos. 
Claro está que nos referíamos  a los huevos que reclamábamos para lograr cambios en la situación política de la nación; pero, basta ver cómo se la juegan cada tarde los muchachos en las protestas. Hoy los huevos sobran, así no los tenga el pulpero, a la juventud  venezolana le cuelgan.
Porque cuando Diosdado Cabello amenaza con una tal “Operación tun tun…!” , por la que le recordará la posterdad, y que se equivoca de banda a banda, porque la Juventud de Venezuela ni teme ni se acobarda.  
Lo que pasa es que el teniente Cabello está acostumbrado a  encargar acoso y derribo para aquellos que no bailen al son que él pretende se baile: y pasa Lista de Tascón y chequea la  Lista de Maisanta a sus funcionarios, con propósito infame, mezquino y cobarde de aterrorizar. 
Lo hace como lo hizo antes y ahora,  pretendiendo humillar obligando a los venezolanos ir a firmar una Constituyente Comunal, que ni es Constituyente ni es Original.
 Es, simplemente, la firma en el Acta de Defunción de Venezuela…




sábado, 22 de julio de 2017

OÍDO EN LA CHATA: Dos países en una nación



Víctor José López

Desde el primer día que Hugo Chávez llegó a la presidencia de la República se descubrió su intención de crear otro país.
Fue siempre destruir Venezuela su meta: una nación dos países.
Chávez pulverizó la República, lo hizo sometiendo los poderes públicos a su antojo: destruyó el Congreso, reduciéndolo a una cámara, la Asamblea de Diputados, eliminando el Senado porque, militarmente le era un estorbo: era la cámara que tenía que ver con el ascenso de los oficiales. Eliminando el Senado quedó en sus manos el destino de los militares, y con ese sometimiento a su voluntad Chávez logró desbaratar las Fuerzas Armadas Nacionales, FAN, relegándola al papel de Guardia Pretoriana , FABN, al servicio de sus desafueros.
La ductoria militar en el Estado, lleva a la perversión militarista al Estado y la función coactiva el cual es el camino a la perversión pretoriana.

Hoy padecemos esta perversión, la representación cívica multitudinaria de la Asamblea Nacional sometida a un Tribunal Supremo de Justicia estructurado por magistrado colocados , no elegidos, sin tener los méritos académicos y profesionales para ejercer tan delicada misión como es la impartir Justicia. 

LUIS BELTRÁN GUERRA Una gran reconciliación


No hay dudas que lo sucedido el 16 de julio es serio, por lo que el Presidente debería considerarlo si desea una reconciliación, sin distingo de creencias políticas, camino para poner término a la situación conflictiva. Así se explica en su Cátedra la socióloga Elvira Monteverde, apasionada de las páginas de Émile Durkheim.
Ha sido la decisión del pueblo en ejercicio de la sobe­ra­nía, que, no obstante, serle inherente lo reitera el artículo 5º de la Constitución, de la cual el Primer Magistrado es firman­te, plantea Héctor Salcedo, abogado Cum Laude, admirador de  Augusto Comte, cursando postgrado en sociología con­ven­ci­do de que para comprender la situación no basta con conocer leyes. Es, asimismo, consecuencia, conforme al artículo 2º de la Carta Magna, al tipificarnos como Estado demo­crático. Salcedo asiste también y por igual razón al seminario “Las dificultades de los acuerdos políticos en el subdesarrollo”.
Para Maruja Farías la crisis del sistema político está acentuada por graves problemas económicos a superar en lo relativo al gobierno, antes de diciembre del 18, fin del mandato presidencial. Una explosión social con fallecidos, presos y daños patrimoniales, bastante cercana a una rebelión popular, la cual proseguirá si el clamor de la gente no es reconocido. Para Roberto Pernía, alumno sobresaliente de la Cátedra, ingeniero, pero con la misma inquietud de Salcedo, el pueblo demanda pautas constitucionales, cuya aplicación se ha visto obstaculizada por providencias de poderes cons­ti­tui­dos, que forzando la Carta Magna a favor del régimen han desconocido la separación de poderes. Ello ha retroa­li­men­tando el malestar. La docente constata que Roberto tiene abierto el ensayo “Aristotle” en “History of Political Philo­sophy”, de Leo Strauss y Joseph Cropsey, por demás pres­tigioso.
En el Siglo XXI, prosigue la catedrática, obviando los planteamientos de Farías y Salcedo, es imposible que Nación alguna pueda desconocer la Comunidad Internacional y su régimen normativo, de observancia imperativa por los países miembros. Exhibe la obra “Organismos Internacionales”, del chileno Uldarico Figueroa. Al gobierno se censuran las res­tric­ciones a la democracia y los derechos humanos, la puesta al lado del Texto Constitucional y la crisis humanitaria con deplorables consecuencias, por lo que confronta un conflicto en el ámbito interno y el internacional. Marisela Tiberi, arqui­tec­ta con vocación a la lucha social y alumna de la Cátedra adiciona que el 16-7 se ha reclamado democracia, libertad y satisfacción de necesidades básicas. Salcedo, abogado al fin, agrega que mediante un hecho político, carácter del plebiscito o referendo del 16. En tal virtud, son irrelevantes argumentos del Gobierno para devaluar la consulta, relativos a cauces normativos para que ejerzamos el poder soberano, además, un deber del Texto Fundamental. Legitimidad constitucional tendrían, por tanto, providencias de la AN relativas a la reorganización de poderes públicos, incluyendo la desig­na­ción de sus integrantes, pues en ella ha quedado deferida la so­beranía popular.
La profesora Monteverde sumándose al giro de la clase, seña­la que es forzoso para el gobierno rectificar, pues ha de ser democrático, participativo, electivo, alternativo, responsa­ble y pluralista, Además, escúcheseme bien, de mandatos revo­cables (Artículo 6º). Pero además, para Farías, el pueblo apro­bó la Constitución de la ANC del 99, convocada, recor­de­mos, por H. Chávez.
Se impone analizar a otros países alega Rómulo Rincón, en el seminario como “fellow” de la Universidad de La La­gu­na. España y Chile, el 1º después de una dictadura y el 2º ante un plebiscito en lo substancial como el del 16-7, a raíz del gobierno de Pinochet. Ambos hoy con democracias consti­tu­cio­nales estables.
La catedrática pensando que la clase se le ha complicado, plantea que admitamos que los diagnósticos abundan, como se escucha en las reuniones, para favorecer acuerdos laxos, y adentrémonos en las opciones. Están en la calle responde con carácter Maruja Farías: 1. La renovación de los poderes públi­cos por vía electoral, 2.  Elección conjunta para la Presi­den­cia, la AN y los gobernadores de Estados, alcaldes y munícipes y 3. Constituyente democrática con igualdad de parti­cipación para un nuevo Pacto Social, pues el del 99 perdió por desuso su vigencia.  La propia profesora agrega que ha de andarse con cuidado en lo concerniente a las fór­mu­las volitivas de reconciliación, pues el pueblo requerirá su aquiescencia. Ha de ser así, pues la soberanía es irrenun­cia­ble, acota Salcedo.
La rebelión popular proseguirá con más intensidad y sus consecuencias. No sabemos si seguimos a los dirigentes o ellos a nosotros, por lo que la imaginería me lleva a pensar en líderes como Churchill, De Gaulle, Adenauer, Khrushchev y Zhou Enlay, que biógrafa Nixon en “Leaders”. Y Rómulo Betancourt dice Pernía.
La catedrática se excusa, convocando para la próxima clase.
@LuisBGuerra  

LA TORTURA DEL RÉGIMEN EN LA CORTE PENAL INTERNACIONAL

Denuncian ante la Corte Penal Internacional a 57 funcionarios venezolanos por torturadores

Jul 22, 2017 8:29 am
Publicado en: LA PATILLA.COM DestacadosNacionales
Reprimen a manifestantes que marchaban hacia el TSJ: Varios detenidos. Foto: Régulo Gómez
Reprimen a manifestantes que marchaban hacia el TSJ: Varios detenidos. Foto: Régulo Gómez
La Corte Penal Internacional (CPI) tiene desde este viernes en sus manos una lista de 57 altos cargos del régimen presidido por Nicolás Maduro a los que el Instituto Casla acusa de «torturas sistemáticas» en Venezuela. Según esta organización de estudios sobre América Latina con sede en Praga, estas prácticas violentas se han disparado desde el inicio de las protestas callejeras el pasado 1 de abril, registrándose en este tiempo unos 300 casos. Así lo reseña abc.es

Por MANUEL TRILLO 

Las torturas más habituales van desde la intoxicación con el polvo de las bombas lacrimógenas a golpes con objetos contundentes, violaciones o la vejación de tener que comer excrementos y gusanos o vestirse con ropa empapada en heces.
Existe, según asegura a ABC la directora ejecutiva del Instituto Casla, la abogada caraqueña especializada en derechos humanos Tamara Sujú, una auténtica «política de Estado» con la que los actuales dirigentes buscan «mantenerse en el poder, usando los organismos de seguridad, la Fuerza Armada y el Tribunal Supremo, además de los voceros internacionales que le hacen el coro para mentir sobre lo que pasa en Venezuela».

Prácticas sistemáticas
Según Sujú, asilada en la República Checa tras abandonar Venezuela por persecución en 2014, la «sistematización» de las torturas se ha acentuado en los tres últimos meses y los denunciantes describen cómo los funcionarios que las ejecutan buscan infligir «el mayor daño corporal» y «dejar secuelas».
La letrada solicitó este viernes al CPI que incorpore el nuevo listado de responsables de torturas a la denuncia por este tipo de prácticas que presentó hace un año y a la que el 26 de septiembre añadió una primera relación de responsables. Se trata de «la cadena de mando» de los funcionarios implicados en las torturas.
Según el escrito del Instituto Casla, los 57 integrantes de esta lista actualizada «han sido parte de la represión de los últimos seis meses, cómplices directos por acción u omisión de las torturas perpetradas por los funcionarios u oficiales adscritos a sus dependencias, cómplices necesarios del régimen para mantener su estructura represiva, bien sea jurídica y política, cómplices necesarios del régimen para falsear o engañar a gobiernos extranjeros y organismos internacionales».
Únicamente por detrás de Nicolás Maduro, que encabeza la denuncia inicial presentada ante la CPI en La Haya, el Instituto Casla sitúa al frente de la cadena de mando al vicepresidente de la República, Tareck El Aissami.
Así mismo, incluye en la lista al resto de miembros del llamado «Comando Antigolpe» que el jefe del Estado bolivariano nombró el pasado enero. En este sentido, figuran el ministro de la Defensa y comandante estratégico operacional, general en jefe Vladimir Padrino López; el ministro de Interior, Justicia y Paz, mayor general Néstor Reverol; la excanciller Delcy Rodríguez; el expresidente de la Asamblea Diosdado Cabello; la «almiranta» Carmen Meléndez, exministra de la Defensa que fue nombrada vicepresidenta de Soberanía Política, Seguridad y Paz; el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin, la policía política), general en jefe Gustavo González López, y el comandante general de la Milicia Nacional, mayor general César Vega González.
La propaganda exterior
La directora de la organización denunciante pone también el foco en quienes ocultan al resto de países las torturas masivas a los detenidos, así como los asesinatos y los encarcelamientos de manifestantes. Además de la citada Delcy Rodríguez, que fue ministra de Relaciones Exteriores hasta hace un mes y a la que acusa de «recorrer el mundo para mentir y engañar a la opinión pública internacional», Sujú denuncia al actual canciller, Samuel Moncada, y a los embajadores ante Naciones Unidas en Nueva York Rafael Ramírez, y en Ginebra, Jorge Valero.
Así mismo, señala al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, y al presidente de la Sala Constitucional del máximo órgano judicial, Juan José Mendoza, así como a los magistrados Arcadio Delgado, Luis Damián Bustillos, Lourdes Suárez Anderson, Carmen Zuleta de Merchán y Fanny Márquez.
Otros cargos destacados del aparato represor del régimen que el Instituto Casla ha recogido en su escrito ante el CPI son el que fue director de la Policía Nacional Bolivariana hasta el pasado 9 de mayo, el mayor general Franklin García Duque, así como su sucesor en el cargo, el general Carlos Alfredo Pérez Ampueda, y el director de la Contrainteligencia Militar, el general Iván Rafael Hernández Gala.
También aparecen en la lista relevantes figuras de la Fuerza Armada como el nuevo jefe de Estado Mayor del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb), mayor general José Adelino Ornela Ferreira, y el comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), mayor general Sergio Rivero Marcano, así como su antecesor, el general Antonio Benavides Torres. Igualmente se incluye al coronel Vladimir Lugo, de la Guardia Nacional, premiado recientemente con la Cruz de la Guardia de Honor Presidencial tras permitir un ataque a la sede del Parlamento por grupos violentos afines al chavismo.
El general Fabio Zavarse Pabón, comandante de la zona 43, correspondiente al Distrito Capital; el general de división Rafael Domínguez Forte, responsable de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Aragua; Jonny Paredes, jefe policial en el esado Barinas, y el general de brigada Juvenal Fernández, comandante de la GNB en Carabobo, son otros de los nombres destacados por Tamara Sujú. La lista se completa con otros responsables policiales en regiones y municipios donde se han cometido torturas.
El Instituto Casla pidió ayer a la fiscal del CPI añadir la lista de esta cadena de mando a la solicitud de apertura de una investigación que planteó hace un año, conforme al artículo 15 del Estatuto de Roma, que rige este tribunal de los crímenes más graves de trascendencia internacional.

viernes, 21 de julio de 2017

OÍDO EN LA CHATA: La Constituyente Comunitaria, parodia de la tradición revolucionaria.



Víctor José López

Dentro de una semana se realizará en Venezuela una parodia, se llevará a cabo una mentira con el nombre de Constituyente.
Alega Nicolás Maduro, abusando de la credibilidad de lo que le queda de masas, que cumple rigurosamente los preceptos constitucionales.
Miente Maduro, porque la Constitución de 1991, la “bicha” de Chávez, aunque deficiente en muchos órdenes, en lo que respecta al mandato constitucional si que está clara. Lamentablemente, el claque gubernamental, al grupete de enchufados que no le da la gana de leer, viola el Artículo 347 que dice  clarito:
 -El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.
Escuchando la ensalada de estupideces que los aspirantes chavistas a la Asamblea dicen todas las mañanas a las siete, en su retahíla de propaganda, nos damos cuenta que no tienen idea de lo que dicen. Se habla en los mensajes de resolver los problemas económicos, la precaria o trágica situación de la salud y de la seguridad, son tan audaces que hablan de educación y de abastecimiento de alimentos así como los que orden público que, Nicolás Maduro y Hugo Chávez, en 18 años de disparates no han sido capaces de resolver.
Todo lo contrario: arruinaron al país y ahora regalan el Arco Minero de Guayana como le entregaron el petróleo a rusos y chinos y se lo regalaron a cubanos y pueblos del Caribe.
Carlos Marx, en su obra El dieciocho de Brumario , refiriéndose a un acontecimiento bicentenario, dice cosas que tienen mucho que ver con lo que ahora ocurre en Venezuela; y por ser, palabras de un hombre de indudable vocación socialista, las traemos a esta tribuna en un intento de hacerle comprender a la masa que engañan los fascistas del chavismo con ofertas y mentiras que: -“La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos. Y cuando estos aparentan dedicarse precisamente a transformarse y a transformar las cosas, a crear algo nunca visto, en esta época de crisis revolucionaria es precisamente cuando conjuran temerosos en su auxilio los espíritus del pasado, toman prestados sus nombres, sus consignas de guerra, su ropaje, para con este disfraz de vejez venerable y este lenguaje prestado, representar la nueva escena de la historia universal. Lutero se disfrazó de apóstol Pablo… “

Aquí en Venezuela Chávez se disfrazó de Bolívar .

OÍDO EN LA CHATA: Menú de cómo matar a Venezuela




 Víctor José López

Un ejercicio interesante es seguir cada día, la ensalada de propaganda política, que el régimen encadena en la radio nacional, con los mensajes de los aspirantes a Constituyentistas.
¿No lo ha hecho? Pues vale la pena lo haga.
 Se enterará, sin necesidad de hurgar los libros de historia, de lo que ha de suceder en Venezuela con este proyecto de Constituyente Comunal que votará el chavismo el domingo 30: La unción del híbrido Fascista Comunista en Venezuela, como soporte del régimen de Pranes, Malandros, Delincuentes,  que se llama y se conoce como Oclocracia.
Con su atención a los mensajes pagados por usted, amable lector, la radio le descubrirá que el común denominador de la caterva es el odio. Odio que ya ha sido sembrado y, logrado en el régimen militarista desde los días de Chávez. Ahora con Maduro se refuerza en el proyecto con intención de revanchas, recurriendo a una falsa justicia, similar a la propagada por los fieles del dios del socialismo: Fidel Castro. 
Borrarán de la faz de la tierra venezolana la propiedad privada, la libre empresa y el derecho a la protesta y hasta estará prohibido a pensar distinto. Quien sea disidente, piense distinto, quien lo haga será considerado “traidor a la patria” como consta en la cartilla que en su día escribiera Chávez y que en la actualidad se acusa a todo ciudadano que piense distinto a Maduro, Padrino López, Diosdado y los Tarek y Mikel Moreno que manejan los poderes públicos írritamente hoy día.
Hacen promesas estos comunistas que le enrojecerían el rostro de vergüenza al propio Lenín,  como si no hubieran podido llevarlas a cabo sus terribles acciones en 18 años, habiendo administrado la mayor fortuna que alforja alguna haya reunido en cualquier nación en la historia de Latinoamérica. 
No pierda el tiempo, entérese en la radio cómo es el proyecto para borrar lo que queda de aquel cuadro maravilloso de lo que se llamó Venezuela.
Hágalo antes que ocurra.